Los juegos de rol están entre los juegos más populares de la actualidad. Se trata de un tipo de juegos simulados que pueden ser tanto físicos como digitales y ofrecen cientos de temáticas. Estos juegos requieren imaginación y destreza por parte de los jugadores, aumentando la socialización entre personas de diferentes sexos y edades, y aportando un aprendizaje activo.

El juego se juega de forma interpretativa. Es decir, los jugadores asumen un personaje y sus características, y siguen una historia con una trama y unos diálogos. El jugador realiza sus acciones sin ningún tipo de guía, por lo que la evolución del juego depende de las decisiones de cada jugador y de su originalidad, ingenio e imaginación, lo cual mantiene la mente activa.

Los juegos de rol de mesa

En los juegos de rol de mesa los personajes participan en una historia que es conducida por una persona, quien hace las veces de narrador o director. La misión de este tipo de juego es desarrollar la historia en función de las decisiones que vayan tomando los jugadores, ambientando y relatando la aventura, dando emoción al juego y ayudando a solucionar conflictos.

Tipos de juegos de rol

Podemos encontrar cientos de juegos de rol, tanto de mesa como online. Da vida a tus personajes animados favoritos o conviértete en un gladiador o en un pirata. Hay juegos de fantasía, terror, futuristas, basados en películas o series, etc. Ya sea con un tablero o a través de tu móvil u ordenador, puedes estar seguro de que encontrarás un juego que te encantará.

¿De dónde viene la mala fama de los juegos de rol?

La mala fama de este tipo de juegos no es ningún secreto. Esta popularidad negativa surgió en los años noventa cuando se cometieron una serie de asesinatos bajo la excusa de los juegos de rol. Aparte, está la extendida idea de que causan adicción. Pero nada más lejos de la realidad, como cualquier juego, un juego de rol no es más que un pasatiempo.